Controversia agraria

En La Trinitaria, 85 familias podrían quedar sin tierras

Artemio Aguilar

Cerca de 85 familias se podrían quedar sin tierras ni patrimonio, por una disputa agraria que comenzó hace cinco años.
Son vecinos del municipio de La Trinitaria, donde hay un conflicto entre los ejidatarios de la primera dotación (primeros derecho habientes parcelarios) y los de la segunda dotación (hijos de los primeros ejidatarios) por un espacio de dos mil 116 hectáreas.
La problemática surge por el uso de las mismas, pues el primer grupono quiere ceder terrenos que están denominados como “uso común”, que significan el único patrimonio y fuente de trabajo para el segundo grupo.
Por ello, los de la segunda dotación, un grupo conformado por cerca de 85 familias, del mismo municipio, solicitan las dos mil 116 hectáreas que les corresponde, ya que tienen un documento de resolución presidencial, con fecha del 29 de mayo de 1969, que los beneficia absolutamente.
Román López Alfaro, representante de la segunda dotación de ejidatarios, denunció que “nos quieren quitar nuestros terrenos y eso no se vale, es de nosotros y tienen que respetar”.
En este sentido, los de la primera dotación se niegan en otorgar estas hectáreas, sin importarles los problemas que tengan sus semejantes.
Los campesinos, al perder estas tierras, se quedarán sin nada, debido a que su trabajo y fuente de ingreso viene del uso de los terrenos comunes, donde laboran con el ganado, tienen colmenas, milpas y bosques.

Denuncia ante Tribunal

Ante el posible desplazo, ayer por la mañana el segundo grupo de ejidatarios acudieron preocupados al Tribunal Unitario Agrario de Distrito 54, en esta ciudad, para exponer su problemática con el magistrado Alberto Pérez Gasca.
Éste magistrado los atendió aproximadamente a las dos de la tarde; luego de una hora de charla, llegaron a la conclusión de que estas personas lleven un documento que afirme que por parte de ambas dotaciones, no haya problema alguno para otorgar las tierras a los beneficiarios.
Así, los posibles afectados comentan que están teniendo pláticas conciliatorias con los de la primera dotación, a través de la Secretaría de la Reforma Agraria, y con la Delegación de Gobierno jurisdiccionada en Comitán, para llegar a un acuerdo.
Esperan que pronto puedan tener documentos que los avalan y entregarlos con el magistrado, para que éste pueda dictar sentencia a su favor en esta controversia.
Cabe destacar que mientras se toma un fallo, los inconformes pierden días de trabajo, a la espera de ser atendidos.
“Esperemos que esta problemática quede totalmente solucionada, porque ya estamos cansados”, manifestó uno de los afectados.
“¿Qué vamos hacer sin nuestras tierras? ¿Cómo y dónde vamos a vivir?, si de ello es que nosotros comemos”, concluyó tristemente Román Alfaro.

VISITAS

01792982
Tu IP: 23.20.20.195
Hora del Servidor: 2014-04-25 03:08:08